Make your own free website on Tripod.com
ESTUDIO DE MERCADO

INTRODUCCIÓN

Con el estudio de mercado durante la formulaciòn de un proyecto, se busca determinar la cantidad de bienes o servicios provenientes de una nueva unidad productora o de servicios que, para una cierta área geográfica y bajo ciertas condiciones, estaría la comunidad dispuesta a adquirir, a efectos de satisfacer sus necesidades. Dicha cantidad representa la demanda desde el punto de vista del proyecto y se especifica para un periodo determinado de tiempo.

Dado que la magnitud de la demanda varia en general con los precios y con los ingresos, interesa conocer también el tipo de relaciones existentes entre los diferentes niveles de precios o ingresos obtenibles para cada cantidad supuesta de bienes (o servicios) generados por el proyecto, es decir, en términos generales, se trata de determinar las funciones (o curvas) de demanda contra las cuales se enfrenta la inversión que se analiza.

También en un proyecto, es necesario estimar primero la variación o evolución de la función demanda-precio a través de todo el tiempo de planteamiento o vida útil del proyecto. Dicha evolución estará siempre influida por una gran cantidad de parámetros condicionantes de esta función generalizada de demanda-precio. Estos parámetros son entre otros: el ingreso per capita, el crecimiento de la población de la región del proyecto, las preferencias de esa población consumidora, los precios relativos de bienes o servicios que sean sustitutos de aquellos cuyo mercado estamos analizando, nuevas reglamentaciones gubernamentales, acuerdos internacionales, guerras, etc., tal como se vio en el Capitulo sobre Elementos de Economía.

Las técnicas que se aplican frecuentemente, son las de los métodos economètricos, mediante los cuales se llega a cuantificar las elasticidades mas importantes: elasticidad-precio y elasticidad-ingreso. No se puede afirmar que existe un numero de técnicas que se puedan detallar en este capitulo y que con ellas se pueda resolver todos los problemas de mercado; muchas veces las mismas limitaciones en tiempo y en cantidad o calidad de información estadística, hacen aparecer nuevos y variados métodos para estimar el mercado de un bien o servicio, tal como se analizo en el Capitulo sobre Elementos de Estadística.

Como vida útil de un proyecto se entiende el plazo necesario para que este complete sus reservas de depreciación y obsolescencia. Como las diferentes partes de un proyecto pueden tener diferentes periodos de depreciación u obsolescencia, se debe cuantificar la depreciación de esas partes en forma separada (ver depreciación en el Capítulo 3 sobre Matemáticas Financieras).

Con respecto al "universo" del mercado, se debe anotar que existe un conjunto de individuos cuyas solicitudes determinan una situación de oferta y demanda, la cual conduce a establecer un precio y establecer una zona especifica donde se realizan las transacciones comerciales. De ahí que se define como región del proyecto la zona geográfica donde se encuentran los individuos afectados por dicho proyecto, ella puede ser una parte del país, todo el país o una región del mundo.

Las proyecciones de demanda que sean posibles realizar para el universo del proyecto y para cada año de su vida útil, mediante cualquiera de los métodos existentes, permitirán entonces determinar el monto de los beneficios brutos de un proyecto para cada nivel previsto de capacidad.

Un aspecto de gran importancia relacionado con las proyecciones, es la tasa supuesta de crecimiento de la demanda, dado que la misma es básica para definir el plan de incremento o desarrollo de la capacidad del proyecto a lo largo de su horizonte de planteamiento (o vida útil). Como en fin de cuenta, con todos los estudios se busca el logro de una optimizacion dinámica de la capacidad del proyecto; un rápido crecimiento previsto para la demanda puede llegar a justificar hoy tamaños que lucirían excesivos en el caso de tasas futuras de crecimiento menores a la previstas inicialmente.

Este problema, que ha sido preocupación central de los analistas de proyectos y que se relaciona con la mayor o menor flexibilidad que se quiera otorgar a las decisiones sobre capacidad, puede ser conceptualmente resuelto mediante el criterio de maximizaciòn del Valor Actual Neto Nacional - VANN, tal como se vera en el Capitulo Tamaño de Proyectos. En dicho Capitulo también se analizara el caso cuando es conveniente recurrir a la estrategia de la construcción de proyecto por etapas, problema íntimamente vinculado con la definición del tamaña optimo de un proyecto.

Otro aspecto importante a ser tenido en cuenta en un estudio de mercado, es el conocimiento de la forma como se distribuyen los consumidores en una área geográfica dada, lo cual influirá, no solo en la cuantía de la demanda, sino también en la localización de la empresa. Una buena localización de la empresa puede disminuir precios, y en algunos casos, aumentar la demanda, como es el caso en los proyectos de bienes para exportación.

Es necesario distinguir entre estudio de mercado y estudio de comercialización. En estas conferencias se entenderá por comercialización lo relativo al movimiento de bienes entre productores y usurarios para el caso de productos, y se considera como aspecto parcial del estudio de mercado, el cual incluye también el análisis y las proyecciones de la demanda.
 

I. METODOLOGÍA PARA EL ANÁLISIS DEL MERCADO

El análisis del mercado actual y potencial (futuro) de un bien o de un servicio es el elemento básico durante la formulaciòn y posterior evaluación de un proyecto de inversión. Con el estudio de mercado se busca conocer, previamente a la instalación de un proyecto, aspectos tales como las cantidades de un producto y los precios a los cuales la comunidad estaría dispuesta adquirir dicho producto, los futuros problemas relacionados con ventas y distribución de dicho producto, etc. De ahí que, el análisis del mercado sea la columna vertebral de un proyecto y que todos los demás aspectos del mismo (tamaño, localización, tecnología mas adecuada, financiamiento, etc.), tengan su base en dicho análisis.

De lo anterior se puede colegir que se debe dedicar el máximo esfuerzo al análisis del mercado, ya que del grado de exactitud de dicho análisis depende el grado de exactitud de todos los demás aspectos que se deben estudiar durante la formulaciòn y evaluación de un proyecto.

La metodología que se sugiere seguir durante el análisis del mercado de un bien o de un servicio es la siguiente:

  a) Como el objetivo de un proyecto es en esencia proporcionar a la comunidad determinados bienes o servicios a ser producidos (u ofrecidos), se debe averiguar si la comunidad si estaría dispuesta a adquirir esos bienes a determinados precios (o a pagar determinadas tarifas por la utilización de esos servicios).

b) La nueva producción (o los nuevos servicios ofrecidos) se sumara, en algunos casos, a los bienes o servicios existentes; en otros, reemplazara parte o la totalidad de otros bienes o servicios nacionales o extranjeros; por lo que es necesario estimar el comportamiento futuro de todos estos bienes o servicios (los existentes y los que serian reemplazados).

c) Como la determinación cuantitativa de la demanda solo tendrá sentido con determinados precios futuros de venta, y estos son necesarios para determinar los presupuestos de gastos e ingresos del proyecto, se deben estimar dichos precios futuros.

d) Como el estudio de mercado deberá proporcionar criterios útiles y suficientes para determinar las capacidades que se deberán proveer en las nuevas unidades productoras (o de servicios) y para estimar los costos y los ingresos mas probables durante la vida útil del proyecto; se deberán realizar análisis para estimar estos aspectos para los insumos, en forma similar a la que se utilice para los bienes (o servicios) a ser producidos.

e) Se debe realizar también una recopilación de antecedentes, comprendidos los relativos a la comercialización de bienes y la influencia de la política económica que ha imperado, a efectos de sentar las bases empíricas del estudio. Esta información permitirá reconocer las variables mas importantes que afectaran las cuantías de la demanda y de los precios en el futuro si hay racionamiento, subsidios, protecciones aduaneras, etc. Su vigencia y permanencia serán parámetros importantes durante la vida útil del proyecto.

f) Con los antecedentes y con una visión de lo que sucederá en el futuro en toda la economía del país y de los factores que puedan afectar el proyecto o hacer variar las proyecciones históricas y la hipótesis de trabajo adoptadas, se podrán establecer ya algunas premisas que permitirán cuantificar la demanda actual y futura del producto de que se trate. Vale decir, encontrar la curva de demanda.


El orden recomendado durante la ejecución del estudio de mercado es pues empezar con la recopilación de antecedentes y seguir luego con el desarrollo de las premisas básicas del análisis de la demanda para la determinación de la demanda actual y futura (aplicando las técnicas del análisis de regresión expuestas en el Capitulo 5). Por ultimo, se debe analizar el problema de que parte de esa demanda será atendida por el proyecto, considerando las conclusiones y previsiones derivadas del estudio de la comercialización y de todos los antecedentes que se hayan podido conocer.

II. ETAPAS EN EL ESTUDIO DE MERCADO

En el estudio del mercado de un bien o de un servicio se deben seguir dos etapas: en la primera se debe recopilar la información básica, y en la segunda procesar y analizar dicha información, aspecto que constituye el análisis de la demanda propiamente dicha.

1. Recopilación de Antecedentes

1. Proyectos en general:
  Se debe recolectar información especifica sobre los usos y especificaciones del bien (o servicio) objeto del proyecto, sobre costos y precios actuales de dicho bien, sobre las características de los consumidores, sobre fuentes de abastecimiento, mecanismos de distribución, información sobre bienes o servicios competitivos, información sobre política económica, etc.   Los datos de tipo estadístico, adecuadamente depurados, permitirán computar algunos coeficientes empleados en el análisis de la demanda (elasticidad-ingreso y precio). Los otros antecedentes ayudaran a calificar o calibrar estas estimaciones y establecer hipótesis racionales sobre las condiciones de comercialización, controles de precios, etc.

A continuación se presenta una breve descripción de la información especifica adicional mencionada.

a) Usos y especificaciones del bien o servicio:

Hay que individualizar con exactitud el bien o servicio para conocer los fines a que se le destina y quienes y como lo usan. Además, es necesario averiguar las normas de calidad y tipificaciòn tanto legales como de mercado que se deben cumplir.

b) Precio y costos actuales:

Se requiere conocer los precios y costos a distintos niveles, para estimar los márgenes de comercialización y utilidades y la capacidad de competencia del nuevo producto.

c) Características de los consumidores

Es importante distinguir si se trata de unidades económicas que utilizan bienes de consumo final, bienes intermedios o bienes de capital. Son necesarias consideraciones respecto al ingreso de los consumidores, edad, preferencias, etc.

d) Fuentes de abastecimiento:

Si hay producción nacional interesa conocer la capacidad de producción existente, su grado de aprovechamiento, localización y características de las plantas. Si se va a sustituir importaciones o a promover exportaciones, se requiere investigar los precios a distintos niveles, los márgenes de utilidad, la posibilidad de competencia y los aspectos relativos a las condiciones del comercio internacional.

e) Mecanismos de distribución:

El conocimiento de los mecanismos de distribución ayuda a precisar las especificaciones de los bienes y conocer las preferencias de los consumidores. Su alcance dependerá de las características de cada proyecto. A veces la distribución esta controlada por una firma o depende de la venta de otro producto; ciertos bienes requieren para su distribución de: servicios de reparación y repuestos, asesoría técnica, condiciones de refrigeración, envases especiales, propaganda, etc.

f) Bienes o servicios competitivos:

Los bienes son competitivos cuando se pueden sustituir a otros por diferencias en los precios, calidad, gustos de los consumidores, facilidades de obtención o por las innovaciones técnicas en favor de la calidad o precio del producto.

P) Política Económica:

Debe conocerse aspectos tales como: cambios extranjeros, racionamientos, políticas de precios, subsidios, impuestos, leyes de protección, leyes de integración que afectan al producto que se estudia, etc.

Es conveniente que todas las informaciones anteriores cubran un periodo de unos 10 años para que las líneas de regresión o de tendencia puedan ser adecuadamente utilizadas en el análisis, pese a los posibles eventos anormales ocurridos durante el periodo. Lo que se busca es evitar situaciones anormales que afecten periodos cortos de tiempo.   2. Proyectos de exportación:   En los proyectos de producción de bienes para exportación es necesario, adicionalmente, considerar situaciones propias del mercado internacional y analizar las repercusiones del proyecto sobre este mercado, así como también su posible incidencia en el mercado nacional. Podrá ser necesario confrontar el proyecto a la luz de convenios o tratados vigentes o a una posible política de integración o desagregaciòn económica internacional. 2. Análisis de la demanda: Con base en los antecedentes y el análisis de la información recopilada, en esta etapa del estudio de mercado se deberá dar respuesta, entre otros, a los siguientes interrogantes: La demanda por un bien (o un servicio), en la mayor parte de las veces no se puede estimar en forma directa, ya que en general, se conoce solamente información sobre el consumo aparente (o sobre el real) pasado del bien (o utilización del servicio). Los consumos aparente y real de un bien, durante un periodo determinado, están dados por las siguientes fórmulas:   CA = P + I - E, donde:


CA = consumo aparente durante el periodo en consideración;

P = Producción;

I = Importaciones;

E = Exportaciones del bien durante el periodo.

CR = CA + (AA + AM) donde:

CR = consumo real durante el periodo;

AA = aumento en los almacenamientos (stocks);
AM = perdidas durante la comercializacion del producto en dicho periodo.
 

Una vez conocido el consumo aparente (o real) de un bien (o utilización de un servicio), son útiles las siguientes recomendaciones para encontrar la demanda insatisfecha del bien (o servicio) a partir de dicha información. Estas recomendaciones son adicionales a lo expuesto en el Capitulo 4 sobre Elementos de Economía, en relación con la función demandada:
  a) Es necesario distinguir entre el volumen total de transacciones de determinados bienes (o utilización de determinados servicios) a unos precios específicos y la demanda que existirá para ese mismo volumen de transacciones (o de servicios), cuando se ve aumentado con los nuevos volúmenes de bienes o de servicios generados por un proyecto (y que puedan ser absorbidos por el mercado). En consecuencia, es conveniente separara inicialmente esas dos situaciones.

b) Si la demanda que existe en un momento determinado no esta debidamente satisfecha, la producción de un proyecto se sumara a la oferta de los demás proveedores y solo se incrementara el volumen existente de transacciones del mercado; en este caso, el estudio de mercado se deberá orientar hacia la cuantificacion de esa demanda insatisfecha.

c) La demanda insatisfecha que pueda existir para un bien o servicio en particular se puede indagar mediante el análisis de los indicadores generales de precios y a partir del análisis de las intervenciones de algún tipo. En general, una demanda insatisfecha se puede detectar:

d) Los proyectos para incrementar exportaciones pueden basarse en:


III. PROYECCION DE LA DEMANDA

Es necesario, para efectos de proyecciones, distinguir entre bienes de consumo final, bienes intermedios y bienes de capital. Para cada uno de estos tipos de bienes se deben analizar, entre otros, la demanda futura del producto, sus precios futuros de sus insumos y aspectos especiales que afectarían el producto en el futuro, tales como el comportamiento futuro del tipo de cambio, de la misma tasa de actualización con la cual se evaluaría el proyecto, y de costos y beneficios marginales que aparecerían en el futuro como consecuencia de la instalación del proyecto en cuestión.
 

1. BIENES DE CONSUMO FINAL

Los elementos matemáticos para efectuar proyecciones de demanda ya fueron tratados en la parte de análisis de regresión del  sobre Elementos de Estadística. Aquí se presentarán entonces los aspectos conceptuales más importantes para determinar las cifras objeto de dichas proyecciones, remitiendo al lector a la lector al Capítulo 4 sobre Elementos de Economía, donde se explica brevemente los conceptos de la función demandada de un bien o servicio y las relaciones cuantitativas que se derivan del concepto de elasticidad de esta demanda.

Las proyecciones de la demanda de un bien o servicio son el elemento básico de la formulación y posterior evaluación de un proyecto. Estas proyecciones son la "columna vertebral" de un proyecto y se deben realizar previamente a los demás aspectos de la formulación del proyectos, aunque todos ellos se encuentren interrelacionados.

La viabilidad económica del proyecto y de la determinación de su adecuado nivel de producción están intimamente relacionados con la demanda futura del bien o servicio objeto del proyecto.

Las proyecciones se deben realizar, no tanto para conocer la demanda futura del bien o servicio, sino también como ya se vió, para conocer, entre otros, los precios futuros a los cuales podría ser vendido el bien (u ofrecido el servicio), los diferentes componentes del costo del producto (salario, materias primas, etc) y la estimación de costos y beneficios indirectos que aparecerían en el futuro.
 

1.PROYECCION DE LA DEMANDA DEL PRODUCTO

Las técnica de proyección más adecuadas a un caso específico dependen del caso mismo y del tipo de producto en particular; sin embargo, son válidas las siguientes recomendaciones generales:

i). Se debe determinar la amplitud y la distribución geográfica del posible mercado para el producto (el producto se destinaría al mercado local, regional, internacional, etc)
ii) Se deben aislar y proyectar los factores más importantes que influyan sobre la intensidad de la demanda del producto en dicho mercado.
iii). Sobre las bases anteriores, se pueden proyectar, en primera aproximación, los niveles totales de demanda del producto en este mercado.

iv). Se deben examinar las perspectivas de expansión de las fuentes alternativas de abastecimiento del mercado y realizar las respectivas proyecciones.

v). Se deben examinar las posibilidades de aparición de nuevas fuentes de abastecimiento y de ser posible, determinar los volúmenes futuros de las mismas.
  • a) Alteraciones posibles en la distribución geográfica de los consumidores (aparición de factores de crecimiento excesivo de ciudades, políticas de descentralización, etc)
  • b) Cambios en los gustos o preferencias de los consumidores o en las facilidades para obtener un bien.
  • c) Innovaciones técnicas con sus capacidades de introducir obsolescencia o bienes de servicios competitivos.
  • d) Cambios posibles en la política económica, tales como racionamiento de divisas o del producto, variaciones en el tipo de cambio, controles de precios, aparición de nuevos subsidios o impuestos y otras posibles decisiones de tipo político.
2. PROYECCIONES DE LOS PRECIOS

a)- PROCEDIMIENTO GENERAL

Como el precio de mercado del bien o servicio objeto del proyecto es el elemento principal para estimar los beneficios futuros del mismo, es importante realizar en el estudio de mercado estimativos (proyecciones) sobre el precio del bien o servicio a través del tiempo. Debe anotarse que en el análisis de un proyecto en particular no es necesario analizar los posibles movimientos en el nivel general de todos los precios (inflación o deflación general de precios) ya que un movimiento simultáneo de todos los gastos y precios no alterarían la relación B/C del proyecto; sin embargo los movimiento de los precios relativos si podrían tener una influencia significativa ( y a veces determinante) en la evaluación de un proyecto.

El procedimiento que, en general, se debe seguir al proyectar los precios y los costos de importancia durante el análisis de un proyecto, es de proyectarlos en relación con otros más generales (por ejemplo el nivel general de precios), usando el concepto de números índices (ver Capítulo 5 Elementos de Estadística). Así por ejemplo, para proyectar el precio de producción de un bien, primero se proyectará el precio en forma de índice de la forma Pi/Pg, donde Pi es el precio de producción del bien y Pg el nivel general de precios, para cada año durante la vida útil del proyecto; a continuación, se aplican estos índices al precio del producto en el año inicial, Po, a efectos de expresar los precios en los años futuros en unidades monetarias que tengan el mismo poder adquisitivo del año inicial. De esta forma, las series de los precios proyectados serán de la forma:


Pio(Pit/Pio) (Pgo/Pgt)

El factor (Pit/Pio) (Pgo/Pgt) tendrá un promedio igual a la unidad para la totalidad de la economía, cuando se tome el promedio ponderado correcto, ya que:
Aunque es probable que se justifique la proyección de un precio corriente para un producto típico, debe tenerse en cuenta que los precios relativos en general presentan variaciones considerables a lo largo del tiempo, por lo que se hace importante tener algún conocimiento sobre las situaciones bajo las cuales el precio aumentaría o disminuiría en relación con el índice general de precios.

Para los productos industriales en general el comportamiento de los precios será el resultado, entre otros, de cambios en los costos de los insumos y de mejoramientos en la tecnología (inclusive economías de escala).

Como el componente salarios muy seguramente subirá a lo largo del tiempo, es importante también analizar si los adelantos tecnológicos futuros serán o no suficientes para compensar dicha tendencia. Para algunas industrias es posible obtener indicativos de la incidencia futura de dichos adelantos tecnológicos, basándose para ello en los precios actualmente utilizados.

Para algunos productos puede detectarse anormalidad en su mercado actual, por ejemplo al observar precios demasiado elevados comparados con el de producción; cuando una escasez (que puede ser debida a disminución de la producción o a acaparamiento) eleva apreciablemente el precio o cuando un exceso de abastecimiento se traduce en una baja del precio. Es necesario identificar y analizar tales situaciones, ya que para dichos casos puede no justificarse una hipótesis de permanencia del proyecto del bien en su valor actual.

Cabe anotar finalmente que en la mayor parte de la literatura consultada sobre preparación de proyectos se insiste en tener en cuenta las fluctuaciones que se anticipan en los precios, sin embargo, en ninguna de esas preferencias se hace un análisis profundo de dicho tópico.

b). UTILIZACION DEL COEFICIENTE DE ELASTICIDAD PRECIO
En el caso de haberse podido determinar el coeficiente de elasticidad precio para el producto ( o el servicio) en cuestión, es posible cuantificar aproximadamente la magnitud del probable cambio en las cantidades demandadas debidas al cambio en el precio de dicho producto.

A lo anterior, se debe tener en cuenta que la elasticidad precio de la demanda para el caso de un productor individual es diferente que para el conjunto de productores del bien. Un productor individual puede ampliar sus ventas reduciendo el precio del bien con respecto a los demás productores, pero si todos los productores rebajan el precio al mismo tiempo, lo más probable es que no se registren incrementos apreciables en la demanda de dicho bien, a menos que su elasticidad precio sea alta.

El ejemplo siguiente ilustra la utilización del coeficiente de elasticidad precio para cuantificar probables cambios en la cuantía de la demanda de un bien.

EJEMPLO 6.1.:
En el área de un mercado de camisas viven 10.000 consumidores, el precio de cada camisa es de $100 por unidad, su elasticidad precio es de (-1.5%) y su demanda es de 2 camisas por hombre al año. Se pide calcular el cambio en la cuantía de la demanda al cambiar el precio de $100 a $101.

a)- El volumen total de ventas Vo., antes de subir el precio era:

      Vo = 10.000 hab x 2.00 cam/hab x 100$/cam = $2.000.000

      Nuevo volumen total de ventas V1 al aumentar el precio

      El cambio en la cantidad demandada por habitante Q1 será:

O sea que el volumen de ventas disminuyo en $12.00 aunque el precio unitario aumentó en $1.00
        El aumento futuro de la oferta exportable y la aparición futura de sustitutos a importaciones, influirán apreciablemente sobre el curso futuro del tipo de cambio.

        c)- Se deben tratar de detectar los posibles cambios futuros de la política oficial con respecto a restricción de importaciones o fomento de las exportaciones. Liberaciones a los controles de cambio exterior puede traducirse en mayores precios de las divisas extranjeras; un ajuste de dichos controles puede traducirse en precios más bajos, etc.
         

      5. COSTOS DE OTROS INSUMOS

      a)- PRODUCTOS MANUFACTURADOS

      Si se parte de la hipótesis generalmente válida, de que los precios de los productos manufacturados están determinados principalmente por su costo de producción, los precios de este tipo de insumo pueden proyectarse con las mismas recomendaciones anotadas anteriormente para la proyección del precio de producción de un bien, es decir, analizar su precio futuro como resultado principalmente de los cambios que se esperan en los costos de sus insumos y de los posibles mejoramientos que se anticipan en las técnicas de producción del bien.

      b)- PRODUCTOS MINERALES Y AGRICOLAS

      Estos productos no son en general tan elásticos en su oferta como los bienes manufacturados, por lo que su proyección requiere un análisis más acabado de los probables movimientos futuros, tanto de su oferta como de su demanda.

      También, debido principalmente a la baja elasticidad precio de la demanda que es característica de este tipo de productos, después de que el nivel de producción en el futuro se ajuste de tal modo que satisfaga la situación actual de demanda, los precios pueden en forma apreciable de aquellos observados en la actualidad.

      6. TASA DE DESCUENTO

      Para la generalidad de los proyectos se asume una tasa de actualización (tasa de productividad marginal de capital) uniforme a través de toda la vida útil del proyecto. Aunque esto es lo acostumbrado y en general puede ser válido para la mayoría de los proyectos, debe tenerse en cuenta que para algunos de ellos bien sea por su singularidad o por su gran incidencia en la economía en general, sea necesario estimar cuáles serían las tasas de actualización probables durante los diferentes años de la vida útil del proyecto y, en la evaluación del mismo, actualizar para esas diferentes tasas. En general, si ri , Ci y Bi son los diferentes valores de la tasa de actualización, los costos y los beneficios en el año i; el VAN estará dado por



      Se debe anotar que el hecho de suponer "r" constante a lo largo de toda la vida útil, puede anular algunos de los criterios ya recomendados para realizar proyecciones de precios.

      7. BENEFICIOS Y COSTOS MARGINALES

      A más de sus beneficios y costos directos, un proyecto puede traer consigo una serie de efectos indirectos posibles o negativos sobre el resto de la economía, que son consecuencia de su instalación. Estos efectos en la mayor parte de las veces son significativos y deben tenerse en cuenta.

      En general, todo proyecto tendrá efectos perceptibles (en mayor o menor grado) en el conjunto de la economía como consecuencia de su puesta en marcha y operación. Estos efectos recaen principalmente sobre los sectores o las industrias que proveen los insumos o sobre las industrias competitivas.

      a)- BENEFICIOS MARGINALES

      Para calcular los efectos positivos que un proyecto tenga en la producción de otras industrias se recomienda:

i). Determinar las industrias o actividades afectadas por el proyecto y en las cuales el Beneficio Social Marginal (BSM) difiere del costo Social Marginal (CSM).

ii). Estimar (BSM - CSM) por unidad de cambio en sus producciones

iii). Estimar el probable cambio en la producción de tales industrias o actividades (D Q) como consecuencia de la operación del proyecto.

iv). Los beneficios indirectos se podrán entonces calcular por la fórmula:

B= S [ Xi (BSMi - CSMi ) D Qi
c)- Los productos anteriormente mencionados requieren pasta celulosica de fibra larga y de fibra corta, según los siguientes coeficientes técnicos de correlación:

REQUERIMIENTO PARA LA MATERIA PRIMA

Productos Pasta celulósica fibra corta (%) Pasta celulósica fibra larga (%) % Total
Papel para bolsas 33.2 71.8 105.0
Papel para empacar
 
 

 

76.6 28.4 105.0
Corrugado medio 87.5 17.5 105.0
"Liner" 52.5 52.5 105.0
Se incluye un 5% de desperdicios

Suponiendo que la demanda de pasta celulósica se deriva exclusivamente de la demanda futura de las diferentes clases de papel y de cartón para cajas, bastará aplicar los coeficientes de correlación especificados en el numeral c), a la demanda de papel y de cartón para 1990 especificada en b); como sigue:

i)- Demanda de pasta celulósica - fibra corta:

     
    Producto Demanda 1990 x % (Tons) Utiliz. Fibra corta Demanda pasta celulósica (Tons)
    Papel para bolsas 5.168  33.2 1.716  
    Papel para empaque 3.312 76.6 2.537
    Corrugado medio  8.995 87.5 7.871
    "liner" 54.000 52.5 28.350
        Total 40.474

    i)- Demanda de pasta celulósica - fibra larga:

Producto Demanda 1990 x % (Tons) Utiliz. Fibra larga Demanda pasta celulósica 
Papel para bolsas 5.168  71.8 3.711
Papel para empacar 3.312 28.4 941
Corrugado medio  8.995 17.5 1.574
"liner" 54.000 52.5 28.350
    Total 34.576
2. PROYECCION DE LOS PRECIOS

La determinación de los futuros precios de un bien intermedio se podría lograr, en general, mediante correlación con los precios alcanzados por los bienes de consumo final en cuya producción intervienen. En algunos casos, cuando el bien intermedio se utiliza solamente en la producción de un bien, podrían proyectarse los precios futuros directamente como se recomendó para bienes de consumo final.

Para la estimación de precios futuros de bienes intermedios, se sugiere tener en cuenta las siguientes consideraciones: